Sant Jordi – Canovelles B.C.

El mini femeni perdió (68-38) su partido de la tercera jornada el sábado pasado en Rubí, contra Sant Jordi, un equipo a priori que podíamos vencer, al llegar allí nos encontramos con unas niñas que parecían infantiles y con una pista demasiado pequeña para nuestro juego.
Empezamos el partido con demasiado miedo, ya que era la primera vez que jugamos con un equipo muy superior fisicamente, nuestras niñas estaban bloqueadas en ataque no había suficiente espacio en ataque para ejercer el pasar y cortar o el uno contra uno, además de nuestro bloqueo en ataque su defensa era muy cerrada y con una niña muy alta en medio de la zona que cada penetracion nuestra era un tapon suyo, poco a poco en ataque íbamos teniendo más oportunidades pero no las suficientes para remontar un 13-2 que arrastramos desde el primer cuarto.
En defensa tenemos que apretar más, como ya he dicho era muy superiores fisicamente por lo tanto teníamos que bloquear muy bien los rebotes pero como no estamos acostumbradas a bloquear rebotes y en este nivel van todas a por el rebote pues le dábamos dos y tres oportunidades extras, con lo qual no podíamos salir a la contra y jugar en estatico que no podíamos por culpa de las dimensiones de la pista.

Tal y como habíamos avisado a nuestras jugadoras el resultado no era lo más importante y salimos contentos del partido porque se luchó hasta el final y no entremos en su juego, ha seguir trabajando para mejorar y sumar victorias!

 

You may also like...